NICOLETTA 06/11/2014

  • Jueves.
    Hoy he ido a cenar a este restaurante situado en Las Tablas, Madrid. Al ser un día entre semana, el local no estaba muy animado, solo había tres mesas ocupadas a parte de nosotros. Pero lo agradecimos porque ya conocíamos este sitio y buscábamos un lugar para cenar casi íntimo. La estancia está decorada con un clásico estilo roccoco italiano, sin duda le falta una tenue luz, una vela y música italiana de fondo, ya que le daría un toque de sofisticación y se podría viajar a través de los sentidos a Italia.

    Para comenzar pedimos para compartir el “carpaccio” de la casa, el cual era de ternera, rúcula, champiñones, queso parmesano y aliño de aceite y vinagre de módena. Demasiada rúcula y escasez de parmesano y módena. Aún así el producto estaba bien tratado con un corte fino.
    Para seguir pedimos los taiglatelle de tartuffo e funghi (plato otoñal de temporada) y mi acompañante escalopines al limón con patatas fritas.

    La pasta, la cantidad era abundante, aunque fue de agradecer el reducido uso de nata que hizo el plato menos pesado. No obstante la trufa y las setas no estaban a la altura del plato que podría llegar a ser, acorde con el precio. La presentación clásica y sencilla en una fuente con pinzas para servir, un plato, y queso en polvo.

    IMG_4070.JPG
    (fuente: propia)

    La carne apenas se pudo apreciar, ya que se podría decir que los escalopes habían estado "dándose un baño"de limón una hora antes de ser servidos. El plato frío y muy ácido. Pésima presentación la de este plato. No sentimos el "calorcito"de una verdadera "trattoría", ya que se podrían permitir una presentación clásica y sencilla, si el producto hubiese estado bien tratado.

    Para terminar pedimos un tiramisú, de nuevo el postre lo más sorprendente. Presentado en un tarro de cristal con tapa dorada con motivos italianos inscritos y una tabla de madera debajo, que daba un aspecto sofisticado que representaba perfectamente el sabor del postre. El cacao presentado en forma de virutas, el mascarpone frío, abundante pero ligero y una masa de bizcocho fina y perfectamente mojada en el punto exacto de café para no hacerlo un bizcocho pesado que esté por encima de los otros productos. Quizá un fallo en la presentación a la hora de ser prácticos, es que al ser ofrecido en un bote dificultaba el coger el bizcocho del final.

    IMG_4060-0.JPG
    (fuente: propia)

    Nos sorprendieron con unos chupitos de soberte de coco por parte de la casa. Frescos y ricos.

    El servicio atento y correcto en todo momento.

    PD: El pan de aceitunas, de cebolla, las mini chapatas y grissinis acompañado con aceite y vinagre de módena, es un total acierto.

    IMG_4057-0.JPG
    (fuente: propia)

    Presupuesto: alrededor de 60€

    Puntuación: 6.5

    Outfit inspirado en: Claudia Shiffer
    (Subiré foto)

  • Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s